• Inteligencia artificial en la construcción

Inteligencia artificial en la construcción

24-02-2022

En la era de las nuevas tecnologías las herramientas y sistemas tecnológicos no dejan de evolucionar. Vivimos en un constante cambio, dónde se requiere una gran capacidad de adaptación en todos los campos. 

En este artículo hablaremos de la inteligencia artificial en la construcción y los grandes cambios que está suponiendo en este sector, aunque sus aplicaciones se puedan implementar en muchos otros ámbitos.  

Construcción y arquitectura con IA

La evolución constante derivada de las nuevas tecnologías ocasiona cambios en nuestros modelos de trabajar, vivir y relacionarnos, y por consiguiente también nos dificulta la forma de establecer estructuras estables en el campo económico y laboral.

Hasta hace unos años, el uso de las tecnologías se implementaba como anexo al trabajo del ser humano, para acompañarlo y hacer sus tareas más repetitivas y mecánicas, liberándolo para las labores más creativas donde se necesita un “ente pensante”. Pero esto está cambiando, y tecnologías como la IA se están adentrando en el campo de las decisiones. 

La Inteligencia artificial es una tecnología que se implementa fundamentalmente a través del aprendizaje automático (machine learning), procesamiento del lenguaje natural, visión computarizada, robots físicos y automatización robótica de procesos (RPA). De este modo, tiene la capacidad de responder a estímulos ambientales y adaptar su procesamiento para mejorar las acciones que se llevan a cabo. 

Esto nos lleva al terreno de la construcción y la arquitectura, donde la llegada de la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el diseño generativo proporcionan nuevos sistemas de desarrollo a partir de las variables establecidas. 

Un ejemplo de todo esto podría ser la distribución espacial de una vivienda, a pequeña escala, o de las tiendas de un gran almacén o un aeropuerto, a gran escala. Este es el poder de la sistematización del modelo de construcción con IA. 

Smart construction

Este nuevo paradigma en la construcción tiene el potencial de hacer de la arquitectura una tarea más sencilla, eficiente y segura. 

El término de “Smart construction” se asocia al diseño digital, a las tecnologías de la información y comunicación, la inteligencia artificial en la construcción, al BIM, al Lean Construction, a la robotización y automatización, entre muchos otros conceptos. 

Para que nos hagamos una idea, un 7% de la población trabaja en la industria de la construcción, y aunque ha habido mejoras en la maquinaria, se siguen empleando la misma forma de trabajar de hace 100 años. Por ese motivo, la Smart Construction, desarrollada a partir de la IA y otros sistemas y automatizaciones, quiere incrementar los niveles de productividad y seguridad para transformar el sector. 

De esta manera se van a conseguir:

  • Mejoras en la productividad, optimizando y automatizando el trabajo.
  • Mejoras en la seguridad, garantizando un entorno más seguro mediante sistemas de protección y gestión de riesgo.
  • Mejoras en la rentabilidad en todo el proceso de construcción, desde la planificación hasta la logística y la propia tarea de construcción. 

Automatización robótica de procesos (RPA)

Tal y como su nombre indica, la automatización robótica de procesos (RPA) es un software (bot) que se ejecuta de manera virtual para automatizar los procesos y tareas digitales que se le han programado, como la recopilación, transferencia y entrada de información, gestión de archivos, almacenamiento de datos, etc.

Al implementar un sistema basado en RPA en la empresa se logra ahorrar considerablemente tiempo y esfuerzo de los empleados al realizar este tipo de tareas, mejorando la productividad del equipo en otro tipo de tareas al delegar los trabajos repetitivos en estos softwares. 

Pronóstico y gestión del riesgo

Las aplicaciones de la inteligencia artificial en la construcción son muy amplias, dado que también sirven para la gestión y prevención de riesgos. Al tratarse de una inteligencia con un aprendizaje continuo y automático, se reducen las posibilidades de error al analizar una gran cantidad de datos y la capacidad de identificar posibles problemas. 

Aquí entra en juego la Gestión Inteligente de Riesgos (IRM), que junto a la Inteligencia Artificial, aprovecha las fuentes de datos como los de las personas y los activos equipados con sensores y herramientas de análisis avanzadas para predecir lo que sucederá a continuación y tomar las medidas preventivas correspondientes, identificar las zonas de alto riesgo y peligros para los trabajadores de las obras, el uso correcto de las maquinarias, generar alertas automáticas cuando un trabajador cometa una infracción de seguridad y un largo etcétera. Todo con tal de evitar cualquier tipo de riesgo o incidencia. Aún así, se recomienda tener siempre un seguro a todo riesgo en la construcción, con tal de proteger a la empresa y a sus trabajadores de posibles incidencias. 

BIM (Building Information Modeling)

El Building Information Modeling (BIM) es una metodología de trabajo colaborativo aplicada al sector de la construcción que recopila los datos de un edificio y los organiza para facilitar la gestión de proyectos de ingeniería, arquitectura y construcción, desde el diseño conceptual, detallado, el análisis, documentación, fabricación, construcción, operación y mantenimiento una vez construido el edificio e incluso los planes de renovación o demolición.

La metodología BIM permite definir y llevar a cabo los proyectos de construcción desde una perspectiva global e integrada, teniendo siempre en cuenta la globalidad del proyecto y todas sus fases, siendo una pieza clave para la toma de decisiones importantes. 

Todos estos nuevos avances en el campo de la construcción también favorecen la sostenibilidad durante el proceso de fabricación de la vivienda, además de garantizar mejoras sustanciales a la hora de crear casas cada vez más sostenibles y autosuficientes, teniendo en cuenta tanto el entorno como los funcionamientos internos de la futura vivienda para un mejor aprovechamiento.

Estamos en

Ampliar
Ampliar